Sobre mí y contacto

Quién soy


Me llamo Sonia, tengo dos niños pequeños (Diego y Guille), soy informática y vivo de ello (la mayor parte del tiempo disfruto mi trabajo).



Me encanta el diseño, las manualidades, la edición fotográfica y todo lo que tenga que ver con la creatividad. Y también leer, aunque desde que tengo a los dos mochuelos no leo todo lo que me gustaría o debería.

Mi afición por el ganchillo vino una tarde de verano de esas aburridas en las vacaciones escolares. Mi madre tenía una revista de ganchillo encima de una mesa, abierta por un esquema de un patrón. Pensé que tenía que descifrarlo (no es tan diferente de un problema matemático o un código de programación), así que con paciencia me puse a intentarlo y descubrí fascinada que me encantaba. Estuve haciendo ganchillo durante años, lo utilizaba para relajarme en épocas de estrés en los exámenes universitarios. Y además descubrí una faceta fascinante: cogía un ovillo y una aguja y era capaz de crear algo con mis propias manos. Para los que como a mí se nos da fatal el dibujo, esto es lo más parecido a crear algo artístico.

En fin, el problema era que me gustaba hacer ganchillo pero no lo que hacía. Cuando me harté de hacer puntillas para toallas, mantelerías, colchas y cosas por el estilo, jubilé mis agujas y me dediqué a otras cosas (no sin pena y resignación). Hasta hace unos años, que mi hermana me regaló un libro con patrones para hacer monstruos de ganchillo y entré de lleno en el fabuloso mundo de los amigurumis.

Con niños pequeños en casa, sobrinos, amigos con hijos, etc., tengo una fuente inagotable de objetivos a los que tejer amigurumis (y así poder disfrutar con otra de mis aficiones preferidas: hacer regalos originales, sin necesidad de que haya un motivo). Al poco tiempo de empezar, personas que no conozco (amigos de amigos) comenzaron a encargarme cosas y poco a poco fui aceptando pedidos, y a ir dando forma a este blog.



Porqué el nombre


Es una cuestión familiar. Yo me apellido Gallo y mi marido Bermejo. Una Semana Santa de hace cuatro años, nos fuimos unos días a San José (Almería). Paseando por las fabulosas fincas que hay en lo alto del pueblo, iba leyendo los nombres de cada una de ellas, todos puestos con la gracia que caracteriza a los andaluces. Empecé a fantasear con el nombre que le pondría yo si tuviera una casa de ésas, y decidí que 'El Gallo Bermejo' era el nombre ideal (hasta imaginé un gallo forjado en hierro para colgar en la entrada!).

En fin, es poco probable que algún día tenga una de esas fincas, pero me pareció que podía utilizar el nombre para esta página (¡lleva los dos apellidos de mis niños!).

Contacto

Todo está hecho a mano y es personalizable.

Si tenéis cualquier petición, consulta o algo que compartir, no dudéis en hacerlo en esta dirección de correo, os contestaré encantada:

ElGalloBermejo@gmail.com

Y os animo a dejar comentarios en las entradas, me hace ilusión leerlos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...